DeporteCienPorCien

domingo, 17 de julio de 2011

ENTREVISTA a SUSANA PAREJA (Ent. Mar Sagunto)

BALONMANO FEMENINO
PRETEMPORADA 2011/12

"Cristina Mayo es toda una institución en el balonmano español y mundial, ¿si me impresiona? Lo que me provoca es admiración"
Susana Pareja Ibarra es la nueva preparadora del Mar Sagunto para la próxima campaña 2011/12. Hace ya algún tiempo nos dijo Cristina Mayo que no dejaría el banquillo hasta que encontrase a la persona idónea que le relevara y parece que ese momento ha llegado. Susana fue, si se nos permite la expresión, discípula de Mayo en su etapa como jugadora y estuvo en ese equipo mágico que consiguió la Champions hace más de una década. El conjunto valenciano ha cambiado mucho en relación al curso pasado, han sufrido bajas muy importantes –como la Vero Cuadrado (Randers HK)- y han configurado un bloque experimentado a la vez que joven. DeporteCienPorCien ha hablado con Susana Pareja sobre este nuevo proyecto, sus fichajes y la Liga.

¿Por qué dijiste sí a este proyecto del Mar Sagunto en División de Honor Élite?
Primero porque es un reto importante y muy atractivo y segundo porque es volver a casa, donde me formé como persona y como jugadora.
Es un reto complicado, especialmente por la historia del club, pero también por sustituir a una entrenadora como Cristina Mayo, la más prestigiosa del balonmano de mujeres en España. ¿Te impresiona? ¿Qué nos puedes decir que Cristina?
No creo que nadie pueda sustituir a Cristina Mayo, yo ni me lo planteo. Cristina es toda una institución en el balonmano español y mundial. ¿Si me impresiona Cristina? Lo que me provoca es admiración y, si te refieres al proyecto, me produce ilusión y respeto.
¿Qué objetivos te marcas sabiendo el nivel de la competición –bastante flojo- y el potencial de tu plantilla? ¿Debe acabar Sagunto entre los cinco mejores?
Mi reto es intentar hacer un buen trabajo con el grupo y sacar el máximo de cada una de las jugadoras. Mi objetivo es diario, trabajar día a día para que el grupo se acople y se implique en este proyecto, las posiciones no son mi preocupación en este momento.
¿Tu llegada al banquillo saguntino abrirá una etapa continuista o un período de cambio?
Cada entrenador es diferente a la hora de plasmar sus ideas en el campo, pero evidentemente yo he crecido como jugadora con la filosofía que me inculcó Cristina, y creo que no me ha ido nada mal. Cuando crees en algo y ves que funciona, hay que seguir con ello.
¿Cómo enjuicias tu plantel? Muy renovado –debido a las bajas- y más joven con respecto al de la temporada pasada…
El equipo se ha renovado prácticamente al completo, las bajas de estas jugadoras contrastadas han sido suplidas por jugadoras de la base y por jugadoras muy jóvenes sin experiencia en División de Honor. Pero hay mucha ilusión y ganas de trabajar, junto con las internacionales Patricia Alonso, Mª Cruz Asensi y Rocío Guerola que aportarán al equipo su experiencia, su madurez y su saber estar en la pista.
¿Qué nos puedes decir de incorporaciones como Nerea Fernández, Anabel Mateo o María José Gutiérrez? ¿Es una apuesta de futuro o una cuestión de necesidad?
Es una mezcla de las dos, pero principalmente es una apuesta de futuro. Nerea y Mª José son jugadoras muy jóvenes, con mucho carácter y con mucho desparpajo en la pista y con una gran proyección. Anabel puede jugar en cualquier puesto de la primera línea, con mucha fuerza y una dura defensora, también con mucha proyección dada su juventud y va a dar mucho que hablar.
Muchísimas jugadoras de nuestra Liga han emigrado a otras latitudes y los equipos se han nacionalizado notablemente. Entrenadores y entrenadoras coinciden en que el nivel decrece… ¿Triunfarán los equipos que mejor cantera tengan?
Debería ser así. La cantera es fundamental ahora, antes y siempre. La cantera son las jugadoras del futuro con las que los clubes nos tenemos que nutrir. El balonmano femenino ha llegado a lo que ha llegado gracias al mestizaje, a las que como yo hemos sido canteranas y a las grandes jugadoras que han venido al balonmano español para dejar su impronta. Evidentemente si una de las partes desaparece o decrece, quien pierde es el balonmano.
El estado del balonmano femenino es delicado. Escisión en las asociaciones, nóminas atrasadas, arbitrajes impagados, ínfima atención de los medios,… ¿Hay esperanzas de futuro?
Si no pensamos que hay esperanza de futuro, no sé qué hacemos aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada